altodelaluna

Revista Cultural

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Hay Festival para escritores

E-mail Imprimir PDF

Memorias de David Foenkinos

Pocos conocíamos la obra de David Foenkinos antes que su nombre fuera incluido en la lista de los invitados el año pasado al Hay Festival. Las librerías locales rescataron de sus depósitos algunos de los libros del galardonado escritor francés, pero el grueso se mantuvo en el secreto, lo mismo que sus películas. No obstante, la charla que sostuvo en el Teatro Municipal fue estimulante y nos mostró a un escritor muy moderno y de gran sensibilidad.

Aquí extraemos pasajes del diálogo de aquella noche con David Foenkinos.

 

Foenkinos: Yo prefiero escribir en los trenes, en los trenes alemanes. Debo hacer grandes viajes para promocionar mis libros o mis películas, por ejemplo mi última novela la escribí mientras viajaba por Alemania para hablar de “Charlotte”. Escribir en los aeropuertos, o en los aviones. En cualquier parte excepto en mi casa. No sé cómo mi familia lo tomaría, pero hay escritores que necesitan tener una oficina, un lugar especial, y todos los días se ponen a escribir allí. Yo prefiero los viajes. Mi mente se libera cuando estoy lejos de casa.

A veces acepto una invitación para ir a algún lugar no solo por la invitación sino también por el trayecto.

******

No creo que hay un arquetipo de la literatura francesa. Tenemos una literatura muy rica. Tenemos a Le Clézio, a Michel Houellebecq, no creo que podamos generalizar sobre un tipo de literatura francesa.

Yo me siento profundamente francés, amo la literatura francesa. Cuando voy al extranjero encuentro gente que también ama a la literatura francesa, la hay aquí en Arequipa.

******

Yo empecé a escribir porque era la única manera en que podía expresarme. Tenía dificultades para expresar lo que yo sentía, mis vivencias, finalmente fue la escritura la manera en que logré expresarme. Nunca pensé que iba a escribir una novela, ni que tendría éxito ni que estaría aquí en Arequipa hablando de mis libros. No puede ser realidad. Ni siquiera es un sueño.

Es extraordinario tener éxito, pero no tan importante. Ni para mi vida ni para mi creación. Yo estoy obsesionado con la escritura, eso importa.

*******

“La delicadeza” tiene cosas que no muy comunes, comienza con una mujer que súbitamente besa a un hombre, a un sueco depresivo. Me parece que esta novela hay cosas inusuales, el protagonista ve a Nathaly y le dice “Quisiera irme de vacaciones en tu cabello”. Todos tenemos particularidades, y tratamos de llevar una vida no normal pero quizás una vida feliz. Lo que me interesó en la novela es cómo dos personas tan distintas tratan de ver la vida de una manera inédita. El tema central es el buen momento, porque lo que cuenta en la vida es el momento feliz. Hay tantas cosas que no dependen de uno.

Hay algo que me interesa mucho en las novelas y que está en “La delicadeza”, que los personajes actúan y después comprenden por qué actuaron de esa manera. Ellos mismos están impresionados por su actitud, y eso me parece que es la realidad de las cosas. El intelecto o la razón muy pocas veces está en posición dominante, en nuestros deseos, en nuestros gustos, incluyendo el gusto alimenticio, a veces no sabemos por qué al cuerpo le gusta tal o cual cosa.

Nathaly en un momento ya no puede vivir, su cuerpo decide de una manera muy rara ir a besar a este hombre, y de una manera casi inconsciente, en un impulso de sobrevivencia.

Cuando hablamos de dolor no sabemos cuánto va a durar. A veces las penas de amor de un momento a otro paran. Es como un peso que se va. Nathaly se despierta una mañana luego de tres años y su cuerpo dice que tiene que vivir. De cualquier manera.

Me parece que estamos lejos de la vida racional. Nuestro presidente francés hace cinco años hizo su campaña diciendo que iba a ser un presidente normal, y hoy es increíble su anormalidad.

******

No creo que la literatura ayude a comprender a la gente, porque mientras más tratamos de comprenderla menos nos entendemos. Tenemos que evitar el psicoanálisis. Evitar cualquier tentativa de comprendernos. Nuestra vida no creo que sea un terreno de la comprensión. Me encanta la idea de amar a las personas sin comprenderlas.

*******

Me parece que la situación de la mujer en el mundo es muy difícil, en estos momentos en Francia hay una lucha muy violenta sobre el feminismo y la feminidad. A veces me dicen que en mis novelas comprendo a la mujer, la verdad es que me siento muy cercano de ellas. Para escribir debe haber en un escritor una parte femenina. Y en las escritoras una parte masculina.

Mis heroínas, como Nathaly, son bastante fuertes, o en todo caso son luchadoras.

*****

Cuando se dice que la situación en Francia es difícil, pienso que en todo el mundo es difícil, estamos en un momento difícil. Y es cuando hay que amar el doble a tu país, la ciudad que uno quiere, la gente que uno quiere. Los ataques terroristas fueron justo al lado de mi casa, pero han creado un sentimiento de unión que es bastante fuerte.

You are here: Literatura Hay Festival para escritores