altodelaluna

Revista Cultural

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

LA ESCRITORA FANTASMA

E-mail Imprimir PDF

¿Conoce a María de Zayas? Pocos y no concluyentes son los generales de ley de la novelista María de Zayas, a quien Ximenez de Sandoval  llamaba "la escritora fantasma". Se cree que una partida de bautizo de una parroquia madrileña del 12 de octubre de 1590 podría ser la suya, aunque su nombre y apellido eran harto usuales.

En cuanto a las partidas de defunción -dos por falta de una- de 1661 y 1669, se cree que ninguna le corresponde.

Lope de Vega, entre otros autores, menciona a su colega y sin embargo amiga de Zayas, quien fue conocida y apreciada entre el gremio de distinguidos letra heridos de entonces.

Lo que parece claro, en todo caso, es que la novelista fue hija del Hidalgo don Fernando de Zayas y Sotomayor  y  que pasó su infancia en Valladolid siguiendo a la corte de Felipe III y a la casa del conde de Lemos.

Se cree, de otra parte, que la futura escritora pasó su juventud en Nápoles ,dados los extensos conocimientos que sobre esa urbe mostraba.

Si parece probado que entre 1621 y 1633 vivió en Madrid, donde escribió odas panegíricas y laudatorias dedicadas a sus amigos y  a las obras de estos, entre ellos, por supuesto Lope de Vega, su preferido.

En 1632 escribe la obra teatral Traición a la amistad, siendo ya para entonces admirada en las academias madrileñas.

Ese mismo año ya había incursionado en la narrativa con la primera versión de sus “Ocho novelas amorosas”, obra que se publicaría en Zaragoza en 1637. En esa misma ciudad se publicaría una década después sus “Desengaños amorosos”, tras un periodo de ocho años de inactividad literaria y social atribuida a la ¿edad?, ¿crisis personal?, ¿la muerte de sus amistades literarias?

En todo caso, en 1647 se borró del mapa, o como diría el crítico Amezua "fue como sí de la hubiese tragado la tierra". Es una posibilidad.

Otra es que hubiese ingresado en un convento, la única opción entonces para las mujeres libres de pensamiento.

El leitmotiv de todas sus novelas cortas -20 en total- es la situación de la mujer, denunciando siempre su clara desventaja frente al género masculino : "...por tenernos sujetas desde que nacimos, vais enflaqueciendo nuestras fuerzas con sermones de la honra, y el entendimiento con el recato de la vergüenza, dándonos por espadas ruecas y por libros, almohadillas".

Además de su acusado feminismo dentro de su conservador criterio, la autora muestra su talento narrativo combinando elementos fantásticos, premoniciones, telepatía, espectros, alianzas diabólicas y conjuros mágicos -festival pues de elementos del más allá- con acusados rasgos del más amargó realismo del más acá, propiamente dicho.

La originalidad de la obra, bien ensamblada con disímiles elementos, la convierte en amena para lectores de toda época. Como puede suponerse, brillan por su ausencia los finales felices con bodas y perdices —excepto en dos de sus novelas.

Hay casadas infelices, como la protagonista de Tarde llega el desengaño, o la desventurada Inés de “La inocencia castigada” (la inocencia le valga, como suele decirse).

En los “Desengaños amorosos”, como puede suponerse por el explícito título, las heroínas huyen, mueren, son maltratadas y en el mejor de los casos, acaban en un convento.

La obra de Zayas merecería mejor suerte que esa, al menos la misma que la de sus colegas masculinos.

 

You are here: Literatura LA ESCRITORA FANTASMA