altodelaluna

Revista Cultural

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

EL EQUILIBRIO DE LA CONSTANCIA

E-mail Imprimir PDF

COMFUZZTIBLE

Acuciosidad y constancia ha sido el formulismo empleado por la única (y tal vez última) banda de garaje-revival de Arequipa para consolidar su trabajo por más de una década, denodada labor que empieza a ser recompensada con un prolijo sonido y un esmerado estilo, “Sauce Fucsia” (Resyntho 2016) constituye su segundo largo, luego de un auspicioso y desparpajado debut y de un rehabilitador EP intermedio; la perspectiva es generosa y demarca el reinicio de la carrera de uno de los proyectos más depurados que ha emanado del pie del Misti.

En “Sauce Fucsia” Comfuzztible recurre a los tópicos que conoce a la perfección: el surf, el beat, los ritmos a go go y las dosis precisas de psicodelia ácida, reparando - eso si - las imperfecciones del pasado, dotando de mayor peso e importancia  a las corrosivas guitarras envueltas en fuzztones y pedales wah de Víctor Abarca, que, en esta producción, al fin se adhieren con profusión casi amatoria a los arrebatos producidos por el Farfisa de Piero Velando, convirtiéndose ambos en protagonistas equitativos de una entrañable retrospección, sostenida, a su vez, en las cadenciosas reminiscencias rítmicas de la batería de Cocó Herrera y la vehemencia del bajo de Joaquin Castañon; frente a ello la voz (de Velando) acompaña en modo preciso, con limpios recursos y exacto nivel, sin pretenciones artificiosas ni manierismos execrables. El resultado es una construcción sonora que se puede apreciar en mejor condición, que representa coherentemente el discurso de la banda y de paso condiciona una ostensible evolución.

Las composiciones individuales de Comfuzztible también han despegado en diversas formas, pues si bien, como señalaba antes, se refugian en géneros propios de los sesentas mas garageros, también han aflorado como sólidas piezas desligadas de su contenedor matriz, erradicando innecesarios efectismos y subyugándose a su propia arquitectura, dotada de cambios y trastoques espontáneos, estribillos que lindan con el frenesí, pasajes impetuosos, aguerridas luminosidades y sobre todo radiante voluntad.

Por otro lado, las letras de “Sauce Fucsia” se encuentran completamente impregnadas de referencias a escritores mistianos, trastocándose en poesía de la que carecían los trabajos predecesores de la banda. Así la delirante psicodelia surf de “Invasores del Espacio” tiene como fuente inspirativa a la trilogía “El Mar” de Edgar Guzmán, versos que han dado lugar incluso al título del álbum; “Césped Primaveral” nace en el sabor de la degustación del poema de Walter Márquez llamado “Déjalo que se ilumine” y otros tracks, como “Antorchas” o “Escapatoria” han sido creados a la sombra de las mociones líricas de Oswaldo Chanove. Asimismo, la trastienda de “Sauce Fucsia” se ve repleta de enlaces al trabajo de reconocidos coterráneos, como el recordado Alfredo “Mono” Villavicencio, de quien se han tomado prestados artes que han servido para embellecer la presentación del disco, un tinte localista que se agradece por lo entrañable. Adicionalmente, se descubre la participación de insignes rockeros capitalinos como Gonzalo Alcalde o el inagotable “Chino” Burga.

En este contexto “Sauce Fucsia” se torna en el preciso instante para Comfuzztible, el momento en que se abre la posibilidad de despegue, gracias a una meticulosa producción, un consolidado estilo y un inquebrantable tesón que los ha llevado a formar parte del vocabulario sonoro de la Arequipa, todos estos aspectos denotan una pasión que merece consagrarse más allá de su ciudad de origen, la conquista ha empezado por Spotify. ¡A escucharlos!

 

 

 

You are here: Artes Música EL EQUILIBRIO DE LA CONSTANCIA