altodelaluna

Revista Cultural

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

La comprensión crítica

E-mail Imprimir PDF

Ollanta-HumalaEn Democracia la participación de la colectividad es lo más importante para la toma de decisiones, de ella depende elegir los gobernantes y las medidas trascendentales para el rumbo de nuestra nación. Lo cual hace que el arma de convencimiento de mayor efectividad sea el discurso.

Sin embargo, captar la idea de un discurso no es tan fácil, muchas veces se necesita de una amplia cultura o de un detallado análisis, dada la complejidad y ambigüedad de las significaciones. En este punto debemos recordar que la lengua no “refleja” la realidad y que todo discurso está situado, esto es: ocurre en un determinado espacio y tiempo. Es producto de un autor que vive, piensa, habla y escribe desde una comunidad a la que pertenece. Hasta las disciplinas que se presentan como las más objetivas o empíricas están limitadas por la mirada particular que adopta su autor.
Por ello, se sostiene vigorosamente que el significado de un escrito no se ubica en el texto, sino en la mente. Al parecer no hay un solo significado, sino cada lector construye su interpretación a partir de su relevancia y plausibilidad.
Existen distintas formas de presentar un discurso, lo que nos lleva a coincidir, colaborar y elegir alguna de ellas; de allí que la “libertad de expresión” sea fundamental en un orden democrático. Pero además de las interpretaciones individuales están las de la comunidad; puesto que vivimos en Democracia, el valor que adquiere un discurso no depende de una sola persona, sino de un conjunto de ellas. Son (o deberían ser) las interpretaciones con más fundamento, más coherentes y plausibles las que convenzan a las personas. En fin, todas las interpretaciones no tienen el mismo valor, merecen respeto, sí, pero no quiere decir que sean atinadas.
Ya que somos lectores y electores de discursos, deberíamos hacer de la interpretación crítica nuestra forma de vida. Leer críticamente un texto conlleva dificultad, sobre todo porque nuestra educación no enseña el ejercicio crítico; y no porque todo texto sea difícil en sí mismo.

You are here: Home